Alemania espera al menos 300.000 invasores musulmanes sirios e iraquíes más, muchos de ellos con pasaportes falsos.

El gobierno federal alemán ha estimado que las reglas de “reunión familiar” permitirán a Alemania recibir a cientos de miles de emigrantes sirios e iraquíes este año, sumándose a los ya llegados 1.5 millones de invasores musulmanes que se hacen pasar por refugiados entre 2015-2016.

Breitbart  El Ministerio del Interior anunció que concedió asilo a 90.389 personas en los primeros seis meses de 2017, y espera que Alemania reciba un total de 180.000 migrantes este año, una fracción de la afluencia de casi un millón que el país admitió en 2015.

Sin embargo, Die Welt informa de que  la situación -en lo que se refiere a vivienda, bienestar, educación, integración y delincuencia- será mucho más exigente para los contribuyentes de lo que sugieren las cifras oficiales, ya que no tienen en cuenta a los inmigrantes que son trasladados a Alemania por medio del sistema de reunificación familiar.

(¿Familias?, ¿QUÉ FAMILIAS? Todo lo que veo son jóvenes varones en edad militar.)

El Ministerio Federal de Relaciones Exteriores dijo que estima que el proceso permitirá a otros 200.000 a 300.000 viajar a la nación europea.

DW  “Welt am Sonntag” citó a Fabrice Leggeri, que dirige la agencia de fronteras exteriores Frontex, afirmando que el flujo migratorio “incontrolado” a Europa “representaba naturalmente un riesgo para la seguridad”.

Los funcionarios de Frontex comprobaron si los solicitantes de asilo llegaban con documentos falsos o robados, pero su valor informativo era “muy escaso” porque nadie podía garantizar que los pasaportes emitidos por un país devastado por la guerra como Siria fueran emitidos oficialmente, dijo Leggeri al periódico.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores, el cálculo se basa en el número de visas que ya se han emitido y en el número de solicitudes que el departamento espera basándose en los patrones que se observan actualmente con respecto a los números y medios de reunificación familiar de los refugiados sirios.

Aunque Alemania ya ha suspendido la posibilidad de reunificación familiar para muchos recién llegados hasta marzo del 2018, las autoridades todavía están abrumadas por el enorme retraso en las reclamaciones que viene como resultado de la decisión de Angela Merkel de abrir las fronteras del país en 2015.

Como resultado de esto, las embajadas alemanas en Siria y sus países vecinos reportaron un “aumento dramático en la demanda de nombramientos de personas que solicitan visas de inmigración familiar”.

La noticia de una mayor migración a Alemania, según informaron los medios locales produjo un nuevo estudio que advierte que el país enfrenta una crisis de educación, causada por un “auge de los alumnos que casi nadie predijo”.

Según la Fundación Bertelsmann, la combinación de la migración masiva y el aumento de las tasas de natalidad dará lugar a un aumento de la población de menores de 19 años de poco más de 14 millones en 2015 a casi 15 millones en 2030.

El estudio de la fundación señala que Alemania espera obtener 4.700 millones de euros más cada año en educación y advierte que el país se enfrenta a un déficit de 42.800 maestros a tiempo completo para el año 2030 a menos que se prepare para enfrentar los nuevos retos demográficos.

Fuente: Breitbart 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s