Reunión Abbas-Al Sisi: Egipto desequilibra la balanza en la interna “palestina”

Por: Roxana Levinson

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, y el de Egipto, Abdel Fattah al Sisi, se reunieron en El Cairo, mientras se intensifica el proceso de acercamiento entre Hamás y el gobierno egipcio. Mientras Abbas intenta presionar a Hamás con medidas que le causan problemas, Al Sisi los resuelve, y con ayuda de Mohammad Dahlan.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, se reunió con el de Egipto, Abdel Fattah al Sisi, para intentar frenar el proceso de acercamiento del gobierno egipcio con la organización Hamás, que se ha intensificado en las últimas semanas.

De acuerdo con el comunicado oficial difundido en Ramallah, Abbas puso al tanto a Al Sisi sobre los esfuerzos norteamericanos para “reanudar el proceso de paz entre israelíes y palestinos, en base a la fórmula de dos estados para dos pueblos”. Abbas señaló que “la solución del problema palestino traerá paz y estabilidad a la región”.

El texto también indica que “los líderes trataron los acontecimientos en el ámbito interno palestino”. Funcionarios cercanos a Mahmoud Abbas confiaron – bajo condición de anonimato – a la agencia de noticias AP que el líder palestino se reunió con el presidente egipcio para buscar aclaraciones sobre lo que parece ser un inminente acuerdo de poder compartido entre los gobernantes de Hamás y el máximo rival de Abbas, el exiliado Mohammad Dahlan.
En base a este acuerdo Hamás mantendría el control sobre la seguridad de Gaza, mientras que Dahlan eventualmente volvería a la Franja y manejaría sus relaciones exteriores.

Ninguno de los dos líderes hizo comentarios a los medios después de su reunión en El Cairo. La declaración del portavoz presidencial de Egipto se sumó a las generalidades que contenía el comunicado palestino. Los dos líderes, explicó la presidencia egipcia, discutieron los últimos avances en el intento de los palestinos por tener su propio Estado y las maneras de revivir el proceso de paz.

Dahlan fue una figura clave de Fatah, incluso durante los enfrentamientos entre Fatah y Hamás que estallaron después de la victoria del movimiento islamista en las elecciones parlamentarias de 2006, lo que finalmente derivó en la toma de Gaza por el grupo un año después.

Dahlan y Hamás han sido grandes enemigos, pero sus intereses comenzaron a coincidir en los últimos meses. El deseo de Dahlan de regresar del exilio y convertirse – cuando llegue el momento – en el sucesor de Mahmoud Abbas converge con la creciente desesperación de Hamás, que se origina en la creciente presión financiera que está aplicando Ramallah sobre Gaza.

Los nuevos acuerdos entre Egipto, Hamás y Dahlan podrían representar una seria amenaza política para Abbas y las perspectivas de un Estado palestino en la Margen Occidetnal, la Franja de Gaza y Jerusalén Este. Un “mini-Estado” palestino en Gaza podría socavar el Estado oficial buscado por Abbas, en las fronteras anteriores a 1967. 

Si este acuerdo se pone en marcha probablemente ayudaría a aliviar la década de aislamiento de Gaza, pero también profundizaría la desconexión entre Gaza y la Margen Occidental. Egipto acusó durante mucho tiempo a Hamás de proporcionar refugio y apoyar a los militantes islámicos que luchan contra sus fuerzas de seguridad en la turbulenta y castigada zona norte de la Península del Sinaí. Sin embargo, las relaciones entre Egipto y Hamás parecen estar en un proceso de evidente mejoría. 

Fuentes de Fatah señalaron que también hay acuerdos entre Hamás y Dahlan – que incluirían ayuda financiera del todavía exiliado – y advirtieron que esta nueva alianza no podría concretarse si no contara con “la bendición de El Cairo”. 

Después de las reuniones de las últimas semanas, funcionarios de Hamás dijeron que negociaron con Egipto acuerdos de seguridad para garantizar que los terroristas que operan en el Sinaí no usen Gaza como refugio. En consonancia con el acuerdo, Hamás comenzó en estos días a crear una zona de amortiguación de seguridad a lo largo de su frontera con Egipto. A cambio, Egipto despachó el combustible para la central eléctrica gazatí, aliviando los apagones que estaban alimentado el descontento entre los 2 millones de habitantes de la Franja.

Estos envíos de combustible egipcio parecen haber debilitado la presión financiera de Abbas, que intenta arrinconar a Hamás para que renuncie a su gobierno paralelo y se someta a la soberanía de Ramallah.

Itongadol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s