Josep Anglada y Manuel Canduela encabezan la manifestación de los vecinos de Sant Feliu de Llobregat contra la nueva mezquita

 

Anglada y Canduela, al frente de la manifestación.

Anglada y Canduela, al frente de la manifestación.

El presidente de Som Identitaris (SOMI) y concejal de Plataforma Vigatana en el Ayuntamiento de Vic, Josep Anglada, junto al líder de Democracia Nacional, Manuel Canduela, acudieron este sábado a la localidad barcelonesa de Sant Feliu de Llobregat (Bajo Llobregat), para expresar su apoyo a los vecinos que se oponen a la construcción de una nueva mezquita en la ciudad.

La manifestación, que contó con la participación de medio millar de catalanes autóctonos, reclamó una Cataluña unida a España y con raíces cristianas. Los manifestantes portaron banderas catalanas y españolas. En la cabecera de la manifestación , una pancarta con el siguiente mensaje: “No a la mezquita. El Ayuntamiento lo impone, los vecinos lo sufrimos”.

Los manifestantes denunciaron que el imán de la localidad, el marroquí Jamal Dine Khamlich, predica la rama más radical del Islam, la salafista, autodenominada “El Islam correcto”, financiada por Arabia Saudí y “directamente relacionada con el terrorismo en todo el mundo”. Tanto Anglada como Canduela pusieron el acento en los ataques a España, a la comunidad cristiana y a Occidente del clérigo musulmán, apoyado, cómo no, por los progresistas de la localidad.

La manifestación fue autorizada por la Generalitat pese a las trabas puestas por el alcalde entreguista de la ciudad, Jordi San José Buenaventura, del partido Iniciativa per Catalunya Verds (ICV).

“Defender nuestros derechos no es ser racista ni xenófobo”, declaró Anglada, quien recordó al primer edil de Sant Feliu que “el ejercicio del derecho de manifestación es un derecho indecrinable en una sociedad democrática, tal y como recoge el artículo 21 de la Constitución”.

El líder de los identitarios catalanes exigió “tolerancia cero con todos los imanes radicales” y se manifestó en contra del radicalismo de los musulmanes que viven en Cataluña como consecuencia de la expansión del salafismo.

Tanto Anglada como Canduela alertaron acerca de la creciente islamización que sufre Cataluña e instaron a los catalanes a afrontar este desafío con “voluntad y valentía”.  “Tenemos la obligación de acabar con el fundamentalismo islámico y cerrar las mezquitas radicales que fomentan el odio contra nuestra cultura·”, manifestó el concejal de Vic.

Por su parte, el presidente de Democracia Nacional acusó al imán de Sant Feliu de difundir el islam wahabita más radical y aseguró que su partido impedirá que Sant Feliu termine pareciéndose a Molenbeek, el barrio de Bruselas epicentro del yihadismo europeo.

Canduela también criticó al alcalde comunista de Sant Feliu de Llobregar por oponerse a la manifestación y en cambio permitir la construcción de una mezquita en su municipio, en contra de la opinión mayoritaria de los vecinos.

Alerta Digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s