En París crece el uso de la app “No-Go Zone” para evitar áreas donde rige la sharia

La aplicación informa a los usuarios si están en una zona peligrosa y les permite evitar lugares de la capital francesa donde podrían estar en riesgo de vida y ataques sexuales

Mientras Italia ha lanzado el enésimo grito de alarma por la inmigración, el resto de Europa persiste en mirar hacia otro lado, la progresía internacional lo niega y los izquierdistas enceguecidos acusan de islamófobos a quienes informan sobre “zonas de exclusión” en varias ciudades europeas donde la sharia se aplica.

La semana pasada Infobae fue uno de los pocos medios en idioma español que informó sobre el avance de esta anomalía en Estocolmo y otras ciudades suecas . Lo cierto es que más allá de la negación, estas zonas existen y crecen y esta semana la noticia tiene epicentro en París, Francia.

Debido a la innegable realidad con la que conviven los franceses, en especial las mujeres parisinas están utilizando una aplicación en sus dispositivos móviles que les ayuda a evitar ser atacadas y abusadas sexualmente por las pandillas de inmigrantes y los supremacistas de la sharia, y aunque la izquierda francesa ha decidido callar sobre el tema, más de la mitad de los parisinos ya utiliza la aplicación en sus celulares para evitar las zonas “No-Go” (no ir) por temor a la violencia de los partidarios de la sharia en la otrora ciudad luz.

Es así que ya está en uso una aplicación para teléfonos móviles que advierte a las personas si están en una zona No-Go y brinda alertas en línea sobre el peligro de robos, violencia y agresiones sexuales, según escribió Gareth Davies, en el portal británico Mail online, el 28 de junio de 2017.

Davies ratifica lo que describe el Informe Geller,  que detallaba sobre el proyecto en el mes de mayo, y que fue confirmado recientemente por funcionarios policiales franceses preservando sus identidades para no quedar en el centro de la polémica como sucedió días pasados con Dan Eliasson, el Comisionado de la Policía Nacional Sueca, por sus declaraciones a la televisión de su país.

Curiosamente el proyecto francés fue tomado de otro similar que el gobierno Egipcio puso en marcha durante 2015, cuando el presidente Abdelfath Al-Sisi lo utilizó para que los ciudadanos pudieran denunciar actividades terroristas de la Hermandad Musulmana mientras se llevaban adelante los juicios al islamista ex presidente Mohamed Mursi y a sus allegados. Según una editorial del diario oficialista egipcio Al-Akhbar, lo que implementaron los franceses es lo mismo que se puso en práctica en El Cairo en aquel momento.

Las agrupaciones anti-violencia de ciudadanos de París consideran alarmantes los niveles de vandalismo en Estocolmo y en Malmö, Suecia, donde barrios enteros se encuentran virtualmente bajo la aplicación de la sharia, y explicaron al periodista Davies que los franceses han decidido protegerse a sí mismos y a sus mujeres sin esperar mucho de las autoridades policiales ni de la seguridad del Estado.Para ello han creado la aplicación para telefonía móvil que ya ha sido lanzada en París para advertir a las personas cuando están en una zona calificada como “No-Go”, que puede emitir alertas en vivo de robos, violencia y ataques sexuales.Cientos de franceses ya han descargado la aplicación “No-Go Zone” que está disponible en Google Play y actualmente tiene una calificación de 4.3 sobre 5.

Sus diseñadores han declarado al Daily Mail británico que la aplicación está destinada a hacer saber a las personas si están en una zona peligrosa y les permite evitar lugares en la capital francesa donde podrían estar en riesgo de vida y ataques sexuales.

La aplicación funciona en línea de forma instantánea y los usuarios pueden cargar incidentes que estén ocurriendo en tiempo real. Ha funcionado en delitos contra la propiedad y en ataques recientes contra dos iglesias parisinas -permitiendo a un ciudadano dar aviso inmediato a la policía-, también en robos y agresiones sexuales. Esa información se transmite directamente al Smartphone o dispositivo de quien tenga activa la aplicación y el usuario puede denunciar el delito de forma directa y rápida a las fuerzas policiales.

“Si Usted es afortunado y la policía tiene el valor de ingresar en esos vecindarios dominados por jóvenes musulmanes afines al yihadismo, tal vez sea rescatado antes de que lo pase muy mal o que su mujer termine violada”, escribió Gareth.

La descripción en línea de la aplicación funciona muy bien según han declarado algunas jóvenes parisinas: “Ya sea que la persona se encuentre en un lugar desconocido, en busca de un lugar seguro o en camino a un lugar específico, la zona de No-Go permite reducir riesgos de agresiones, robos, hostigamiento o violencia sexual de las pandillas de extranjeros que se han adueñados de varios barrios parisinos.

En Alemania, que está padeciendo una situación atípica, y aún no reconocida plenamente por las autoridades, donde grupos que se hacen llamar “policía religiosa o policía de la sharia” recorren distintos barrios en ciudades como Hanover y Frankfurt desde hace unos dos años, los ciudadanos también están considerando aplicar el proyecto francés de No Go Zone.

Mientras esto sucede, cada día son más los países europeos cuyas autoridades no pueden asumir ordenadamente el flujo migratorio dado el avance del radicalismo en su suelo. Ante este escenario, es la ciudadanía la que comienza a protegerse, aunque ello contraviene claramente todos los postulados y la filosofía en la que se basó la construcción de la Unión Europea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: