De Francia a Holanda, del Reino Unido a los países nórdicos: así se islamiza Europa ante el resignado silencio de los europeos

Muchos de ustedes ya habrán visto el destrozo social, económico, político y moral que ha supuesto la idea de abrir las puertas a la inmigración masiva. De ella una parte de la inmigración musulmana y el islam son ahora mismo los que mayores problemas de integración están provocando. Analizaré los casos de los principales países europeos como Francia, Alemania, Suecia, Dinamarca, Holanda y España para comprobar lo fallido del multiculturalismo y la agenda globalista.

Francia

Francia es hoy por hoy un país invadido y en pleno proceso de reemplazo cultural, religioso y étnico. El país que en la revolución francesa se alzó contra sus tiranos para derrocar a un rey corrupto, donde el pueblo quitó los privilegios a los nobles y el clero entronando la Liberté, égalité, fraternité (Libertad, igualdad, fraternidad) carece hoy de todo ello: ni hay libertad (miedo a ser objetivo de un terrorista) ni igualdad (las leyes del odio de Francia penalizan a quien “ofenda” al islam o a las minorías étnicas, religiosas, …) ni tampoco fraternidad, pues la inmigración masiva ha dividido al pueblo entre franceses autóctonos y ciudadanos franceses de origen inmigrante, principalmente de origen argelino y del Magreb.

En los pueblos todavía la mayoría es francesa con raíces europeas, cristiana y con ideas basadas en la ilustración. En las ciudades en cambio la situación es más sombría: los banlieues (guetos a las afueras de las ciudades) son focos de pobreza, delincuencia, radicalismo religioso formados casi exclusivamente por musulmanes. El Estado Francés tiene prohibido por ley recoger estadísticas sobre origen étnico o religioso. Legalmente son todos franceses. Es importante recalcar que los que cometieron los últimos atentados terroristas, así como la quema de coches que sucede cada año, no eran refugiados o inmigrantes recién llegados, sino musulmanes de segunda y tercera generación. Por lo que el mantra que los multiculturalistas nos repiten, de que hay que darles tiempo, es falso. No se integran, y la situación lejos de mejorar va a peor. Basta con ver los atentados que han sufrido el pasado año y este:

-Enero de 2015. Atentado contra la revista satírica Charlie Hebdo (junto con los atentados contra un supermercado judío). 20 muertos, decenas de heridos.

-Junio de 2015. Ataque de Saint-Quentin-Fallavier. Hombre decapitado por un islamista.

-Agosto de 2015. Atentado del tren Thalys de 2015 (Intento fallido, reducido por pasajeros useños militares).

-Noviembre de 2015. Atentados de París en la discoteca Bataclan. 130 muertos, cientos de heridos.

-Junio del 2016. Policía francés y sus mujer son apuñalados por un extremista islámico.

Alemania

Alemania es otro de las países que ha probado en carne propia el “enriquecimiento cultural”. Simplemente el número de turcos, ya sean con nacionalidad alemana o no, asciende a 2.7 millones, mientras que la población musulmana alcanza ya los 4.3 millones. Actualmente el 10% de los recién nacidos en Alemania tiene al menos un progenitor musulmán. Ello no impide que los buenistas y los fanáticos del multiculturalismo sigan abogando por una política de puertas abiertas. El resultado es visible.

Tras la acogida masiva de refugiados (e inmigrantes que se han hecho pasar por refugiados), dejándoles en las grandes ciudades sin ningún tipo de control, las consecuencias no se han hecho esperar: en la Nochevieja de 2015, aprovechando la oscuridad y la afluencia de gente en las calles en un ambiente festivo, se produjeron agresiones sexuales masivas contra mujeres alemanas por grupos de personas con apariencia árabe o del norte de África. El número de agresiones fue superior a 200, con la alta posibilidad de que muchas mujeres no hayan reportado las agresiones por miedo o vergüenza.

Ahora los alemanes se echan las manos a la cabeza, pero ¿es qué alguien pensaba que esto no iba a ocurrir? ¿Acaso la gente ha olvidado las agresiones sexuales que sufrió en directo una reportera en Egipto durante una retransmisión con ocasión de la primavera árabe? Que cinismo. Muy tristemente tengo que decir que aquel que siga votando a partidos multiculturalistas (y con eso me refiero tanto a la izquierda como a la derecha de Merkel, tan pro-inmigración como la izquierda) es responsable o al menos cómplice de estos casos. La gente no puede seguir mirando hacia otro lado por mucho tiempo.

Como no podía ser de otra manera, tras los ataques, las asociaciones y políticos dijeron que esto era un caso aislado, que no tenia nada que ver con los refugiados ni con el islam. Una política alemana dijo que las mujeres alemanas tendrían que tener cuidado y dejar un espacio prudente entre otras personas.

Este caso al menos, nos ha enseñado algo muy valioso, algo que algunos ya habíamos denunciado: a las feministas les da igual que agredan o violen a las mujeres, siempre que ello sea perpetrado por inmigrantes.

Para que se hagan una idea de lo poco que les importan las mujeres, éste es un artículo publicado por un grupo de feministas españolas tras las agresiones de Colonia:

“[…] el racismo y la xenofobia de la población blanca […] Todos los hombres del mundo globalizado, desde que nacen, son alentados a violar […] No debemos caer en la trampa de la caverna heteropatriarcal, lo correcto en este caso es restarle importancia e incluso ignorar que ha pasado”.

El feminismo es un apéndice más del multiculturalismo y del Sistema globalista.

Países nórdicos: Dinamarca, Suecia y Noruega


Estas imágenes fueron reproducidas por el periodico danés Jyllands-Posten el 30 de septiembre de 2005. El islam tiene una fuerte tradición de aniconismo, que consiste en la prohibición de representar imágenes de seres divinos, profetas y personajes religiosos. Por ello, según el Corán, la representación de imágenes de Mahoma está considerada blasfema y ofensiva, aunque la imagen no vaya con una bomba y pretenda ser neutral.
Dinamarca es un país históricamente tolerante y progresista. Poco dado a los extremismos, ha mostrado desde hace varias décadas una actitud abierta a otras culturas y pensamientos, un pequeño país que aparece entre los más felices del mundo. Lamentablemente ser demasiado tolerante se paga caro: tras permitir la entrada masiva de inmigrantes musulmanes, los daneses sufrieron unas manifestaciones masivas en 2005 por parte del colectivo musulmán tras unas caricaturas de Mahoma donde éste aparecía con un turbante ataviado con una bomba.

Debido a las manifestaciones multitudinarias por “ofender” a los musulmanes, el hecho recibió cobertura informativa en varios países musulmanes, escalando en varios actos de violencia en países como Afganistán, Nigeria y Libia donde resultaron muertos alrededor de 200 personas. Las embajadas de Dinamarca y varias iglesias fueron atacadas.

El caricaturista danés que dibujó el más “blasfemo” de todos los Mahomas, el del turbante con una bomba, Kurt Westergaard, recibió numerosas amenazas de muerte y ha sido objeto de varios intentos de asesinato. Desde entonces vive con protección policial.

En parte como respuesta a estos ataques contra la libertad de expresión, se creó el día de dibujar a Mahoma, así como el día internacional del derecho a la blasfemia.

Noruega

Noruega, un país donde la policía patrullaba las calles sin armas, se ve ahora desbordada por la inmigración masiva. La inmigración recibida empezó relativamente hace poco, pero en la actualidad, el 16.3% de la población noruega es de origen extranjero. País industrializado y con grandes reservas de petroleo, la pobreza era virtualmente inexistente, pero eso no impidió que los buenistas desearan multiculturalizar el país para hacerlo más “colorido” y romper la homogeneidad noruega. La mayoría de inmigrantes no-europeos proceden de Somalia, Pakistán, Irak y Polonia.

Para que se hagan una idea del problema, el siguiente dato: el departamento de policía noruego publicó las estadísticas de 2010, en la que TODAS las agresiones sexuales de los últimos 5 años fueron cometidas por inmigrantes no-europeos. Vean el siguiente vídeo en youtube. (VER VIDEO)

Suecia

Suecia es el país donde la inmigración masiva y la islamización ha alcanzado su punto más alto. Antaño un país moderno y tolerante, su deseo de multiculturalizarse, de ser políticamente correctos, de no ofender, ha llevado al pueblo sueco a estar al borde de su desaparición. Según las estadísticas. el 27% de los suecos tiene al menos un progenitor de origen extranjero. La mayoría de la inmigración procede de Irak, Siria, Irán, Somalia y Bosnia, países todos ellos de población musulmana. Basta con observar ciudades como Malmö, para comprobar cómo la integración ha fallado estrepitosamente.

Si el caso de Noruega les parece malo, el de Suecia es aún peor: Suecia tiene la tasa de violación más alta de Europa, y en 2003 llegó a tener la tasa la más alta del mundo sólo después de Sudáfrica. El multiculturalismo ha dado a Suecia unas tasas de agresión sexual comparable a la de los países africanos.

El país mantiene mantiene sin embargo una tasa de acogida de refugiados e inmigrantes, fomenta el multiculturalismo, el feminismo radical y unas normas que castigan severamente las críticas a los inmigrantes. Obviamente esos ingredientes hacen al país pasto del islamismo. Según algunos analistas, Suecia será el primer país de Europa en desparecer.

Debido a la creación de guetos de delincuencia, pobreza y extremismo, junto con la pasividad e inanición de las autoridades políticas y policiales ante el miedo a ser tachados de “racistas”, una nueva tendencia se ha impuesto: en los barrios con alta proporción extranjera las suecas y noruegas rubias naturales han empezado a teñirse el pelo de negro “para destacar menos”.

Holanda

El caso de Holanda es paradigmático: el país con la mayor densidad de población de Europa y una de las más altas del mundo, motivo por el cual desde hace siglos han tenido que ganar terreno al mar. Los holandeses se han convertido en unos auténticos maestros en este arte y han conseguido varios kilómetros extra de terreno para sus habitantes. El miedo a la superpoblación llegó hasta tal punto que, en los años 50, el gobierno alentó la emigración, para facilitarles la vida a sus ciudadanos en un país donde el precio de los pisos es exorbitante, con la consecuencia de que 500.000 holandeses autóctonos abandonaron el país. Pese a ello, un pequeño país como Holanda ha acogido a millones de inmigrantes, de muy diferentes etnias, aunque hoy por hoy los provenientes de países musulmanes son la mayoría, principalmente marroquíes y turcos.

Para que se hagan una idea del nivel de inmigración que soporta Holanda, aquí un breve resumen de las principales ciudades holandesas:

-Amsterdam, capital del país, el 50.3% de la población es de origen no-holandés. Dicho de otra manera, los holandeses son ya minoría en Amsterdam. las personas de origen no-europeo representan un tercio de la población, y un 50% de los niños nacidos.

-Rotterdam, el 47.7% de la población es origen inmigrante. El alcalde, Ahmed Aboutaled, es un musulmán de origen marroquí perteneciente al partido socialdemócrata. Tiene doble nacionalidad: holandesa y marroquí.

-La Haya, en 2012 el 50.5% era de origen inmigrante. Es de suponer que esta cifra haya aumentado.

-Utrecht, el 69% de la población es holandesa. Por lo que un tercio son inmigrantes, de estos los marroquíes y turcos forman la mayoría.

El país ya está sufriendo los efectos del multiculturalismo: Pim Fortuyn, un carismático político anti-inmigración fue asesinado, Theo van Gogh, un director de cine, fue asesinado por un magrebí tras el estreno de su película crítica con el islam, Sumisión. Geert Wilders, el líder del partido anti-inmigración de Holanda, tiene que llevar escoltas las 24 horas del día y cambia de vivienda cada pocas semanas por riesgo a sufrir un atentado.

Sólo por recapitular, Holanda, un país pequeño y densamente poblado, fomenta que los holandeses autóctonos emigren, para luego a su vez acoger a millones de inmigrantes principalmente no-europeos. ¿Soy yo o aquí nos estamos volviendo todos locos?

Reino Unido

El Reino Unido, especialmente Inglaterra, el país del free market, del libre mercado, del laissez faire, laissez passer (dejar hacer, dejar pasar), se ha guiado siempre por el capitalismo más descarnadoado. Históricamente tendiendo a un Estado mínimo donde el liberalismo de los ricos y las multinacionales campan a sus anchas y los fundamentalistas del libre mercado deciden la política económica. Un lugar donde la “mano invisible” reparte la riqueza por el libre mercado. Pues parece que esa mano invisible ha decidido traer a millones de inmigrantes no-europeos para que trabajen por sueldos de miseria en condiciones esclavistas. Una explotación neoesclavista pero en tu propio país. ¿Querían libre mercado? Pues toma dos tazas (de té, por supuesto)

Como consecuencia, en Londres, la ciudad más poblada de la Unión Europea con 8.500,000 habitantes, según las estadísticas de 2011, los británicos autóctonos son únicamente el 44,9% de la población. En su capital los británicos son minoría. Obviamente, una concentración de tantas minorías tiene consecuencias sociales, religiosas, económicas y por supuesto, políticas: el nuevo alcalde de Londres, Sadiq Khan, es un musulmán suní hijo de inmigrantes pakistaníes.

Las elecciones en distritos con alta población inmigrante provoca que los políticos se vea forzados a meter musulmanes en las listas (como se ve en la imagen de la izquierda) para conseguir sus votos, un voto cautivo.

Todos se acordarán de la foto del niño refugiado sirio muerto a la orilla de una playa turca mientras intentaba llegar a Europa, imagen repetida hasta la saciedad para conseguir un efecto emocional lacrimógeno en los europeos y dejar entrar a millones de refugiados. Pues bien, cuántos de ustedes han oído hablar del horrible caso de la banda de pederastas pakistaníes que se dedicó, durante 16 largos años, a abusar sexualmente de más de 1000 niñas británicas? Con el detalle de que los agresores sexuales eran bandas de pakistaníes musulmanes y las victimas eran siempre niñas británicas blancas en situación vulnerable. La policía británica no actuó por miedo a ser etiquetados de “racistas”.

Con ello no quiero poner la muerte del niño refugiado sirio en segundo plano, al contrario, la muerte de ese niño es una tragedia humana. Sólo pretendo recalcar cómo casos terribles cometidos por inmigrantes son sistemáticamente ocultados por los medios de comunicación, a sueldo de los globalistas, para poder seguir con su agenda multicultural. ¿Qué más casos no nos habrán contado?

España


Resumiendo, si pretenden que nos creamos las mentiras de los medios y que nos apartemos de ciertos pensamientos por miedo a ser tachados de “radicales” o “xenófobos”, están muy equivocados. Me da autentica vergüenza y repugnancia ver cómo Europa no sólo no hace nada contra la invasión, sino que incluso la apoya y fomenta. A veces me siento como una persona “maldecida” con el don de ver el futuro pero que no puede hacer nada para cambiarlo. No todos los musulmanes son extremistas, y desde luego sólo una minoría son del ISIS o de algún grupo terrorista. Pero basta con ver cómo las grandes ciudades de Europa como París, Marsella, Estocolmo, Londres… se han convertido en gigantescos guetos donde los delincuentes campa a sus anchas. Ante ellos, una Europa incapaz de decir nada por miedo a ser etiquetada de “racista”, por lo que muchos europeos nos sentimos, en muchos casos, extranjeros en nuestra propia tierra.
¿Realmente hace falta decir más? España tiene ahora mismo más de 2 millones de musulmanes, aparte de muchos más de inmigrantes de otros países, en ocasiones conflictivos. En España el islam es semi-oficial: desde 1989 el islam se considera religión de notorio arraigo, por lo que los musulmanes que así lo soliciten tienen derecho a educación islámica en la escuela pública, así como a no ser “discriminados” ni “ofendidos”.

Fuente: Alerta Digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s