Los funcionarios de la Unión Europea están preocupados porque temen que la próxima visita de Trump a Polonia es con el fin de reforzar la postura anti-inmigración musulmana de este país.

La Unión Europea (UE), los alcahuetes del Islam, están en una situación de pánico a raíz de la próxima visita del presidente Donald Trump a Polonia, ya que temen que reforzará al populista gobierno conservador del primer ministro Beata Szydło, y fomentará su continuo desafío contra la UE al rechazar a los miles de inmigrantes musulmanes y por lo tanto temen que pueda dañar “la unidad europea.”

Breitbart (h / t Emma)  El presidente de los EE:UU. Donald Trump hará una escala en Polonia, durante su viaje a la cumbre del G-20 en Hamburgo, para participar en una reunión conocida como el proyecto de los Tres Mares, que reúne a los líderes de Europa central, los Estados del Báltico y los Balcanes.

El evento ha sido convocado por Polonia en su intento de reunir influencias fuera de la UE, que ha estado chocando con su gobierno nacionalista a raíz de su política migratoria y la defensa de su soberanía.

“Uno puede sentir de que esto es un poco sospechoso, de que esto es un intento de romper la unidad de Europa”, dijo un diplomático de la UE sobre el proyecto Tres Mares, hablando a Reuters . Otro alto funcionario de la UE dijo que era parte del esfuerzo por parte de Polonia en la cuestión de los “auto-guetos”.

El Partido Ley de Justicia (PiS), y el Sr. Trump tienen puntos de vista similares sobre la migración y el cambio climático y comparten una sospecha de los cuerpos y la globalización internacional.

El presidente también respaldó el Brexit y predijo un mayor desmembramiento de la Unión Europea; sus relaciones con los gobiernos rebeldes de derecha de Europa Central serán observados de cerca por Bruselas.

Polonia ha tomado una postura que está llevando a la apertura de una brecha entre el país ex comunista del Este y los países centrales de la UE (con gobiernos de derecha en gran parte) y los países europeos occidentales liberales.

Más recientemente, Polonia condujo una resistencia ante la decisión de la UE de forzarlos  a recibir cuotas de inmigrantes, junto con Rumania, la República Checa, Eslovaquia y Hungría, una situación que ha empujado a la UE a “ sancionar a las naciones” que se niegan a tomar a miles de solicitantes de asilo de Oriente Medio.

El primer ministro polaco Beata Szydło ha llamado recientemente a la política de cuotas migrante “una locura de las élites de Bruselas” en un discurso en el parlamento.

“Animamos a Trump a salir y viajar tanto como le sea posible. Él podría hacer que Europa entienda y puede salir a hablar con la gente, con los líderes europeos “, dijo un funcionario europeo, que pidió no ser identificado.

Decenas de miles de ciudadanos polacos participaron en una marcha de anti-inmigración contra los musulmanes en 2015.

“[Pero] no puede hacer ofertas a cada país individualmente por encima de la Unión Europea”, añadió.

El presidente busca impulsar las exportaciones de gas de Estados Unidos en el viaje, ya que Polonia intenta reducir su dependencia de Rusia. Polonia buscará tranquilidad comprometiéndose con el presidente de la OTAN, ya que se enfrenta a una amenaza percibida por parte de Rusia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s