Escalada en el sur de Siria con ganancias para las fuerzas lideradas por los iraníes

A medida que el ejército sirio dirigido por los iraníes se viene acercando después de ganar la batalla por el Sur de Siria y después de romper a través de la frontera sirio-iraquí, la fuerza de EE:UU. y sus aliados esperan directivas de Washington.

Una fuerza conjunta del ejército sirio y Hezbollah fue incapaz después de dos semanas de viciosa guerra, de romper la resistencia de los rebeldes sirios que resisten en Daraa y de esa forma capturar la ciudad del sur de siria. El sábado, 17 de junio ellos declararon un cese al fuego de 48 horas hasta el lunes y dieron a los rebeldes un ultimátum: Retirarse con sus familias a Jordania durante la pausa bajo una conducta que garantizara su seguridad, o de lo contrario se enfrentarían a la reanudación del martilleo feroz por parte de la 4° División blindada del ejército sirio y las brigadas de comando al-Qaim de Hezbollah. 

Hasta el alto el fuego, las fuerzas sirias y de Hezbolla habían lanzado sobre los rebeldes que resisten en Daraa, 712 barriles explosivos desde helicópteros y dispararon 450 cohetes en 166 salidas aéreas. Si los rebeldes deciden luchar y rechazan el ultimátum, se enfrentarán a las fuerzas de Siria y Hezbollah fortificadas con “tanques avanzados”, de fabricación rusa Mi-25 que son capaces de transportar cantidades aún más pesadas de bombas de barril y estarán armados con tanques anti- cohetes para golpear las fortificadas posiciones rebeldes.

Tras la recepción de este ultimátum, fuentes militares y de inteligencia de Debkafile informan de que los rebeldes escondidos en Daraa se volvieron hacia el alto mando jordano para obtener instrucciones acerca de si le harían frente a la inminente agresión o, si se darían a la retirada. Los jordanos transfirieron la consulta al mando de Estados Unidos en Siria e Irak y luego fue transmitida a Washington.

Pero durante la tarde del domingo, no hubo respuesta.

Una vez que los rebeldes abandonaran Daraa, los ejércitos de Siria y Hezbollah, ganarían la batalla en toda la región del sur de Siria. A menos que sean detenidos, sus ejércitos podrán seguir adelante bajo la dirección iraní y capturar Quneitra a pocos kilómetros de la frontera del Golán de Israel, es decir que después de la caída de Daraa llegarían hasta la frontera de Siria con Jordania.

las conquistas del régimen de Assad apoyado por Irán en el sur de Siria se hicieron más tangibles que nunca el sábado, después de que se apuntaran otra operación militar exitosa: la captura del punto fronterizo de Al-Waleed, en el lado iraquí de la frontera con Siria que había estado en poder de ISIS.

Al-Waleed está cerca de Al-Tanf, el cruce de la estratégica frontera de Siria con Irak, donde Estados Unidos y otras fuerzas especiales occidentales se han estacionado desde el año pasado, para bloquear el paso de armas pesadas de Irán a Siria a través de la carretera principal de Bagdad a Damasco . 
Bagdad, anunció el sábado que el ejército iraquí y los combatientes tribales sunitas habían eliminado el Estado Islámico de la frontera al-Walid. Sin embargo, fuentes de Debkafile revelan que el‘ejército iraquí’ era un eufemismo para las Unidades de movilización popular, ya que es una milicia patrocinada por Teherán que se integró el año pasado con el ejército nacional iraquí. 
Por lo tanto, resulta que la captura de Al-Waleed no sólo trajo a la fuerza Siria-Hezbollah-pro-iraní a las proximidades de la base de Estados Unidos en Al Tanf, sino que también dio acceso a Teherán a la carretera Bagdad-Damasco para el transporte de equipos pesados incluyendo tanques hacia Siria. 
Irán ha adquirido así su codiciado premio, un puente por tierra a Siria a través de Irak. 
Los EE.UU. y su guarnición en Al Tanf también llevaron a cabo ciertos movimientos militares en el sur de Siria, principalmente con la transferencia a Jordania de Sistemas de alta movilidad de artillería con cohetes (HIMARS), que tienen un rango de 300 kilometros.

Sin embargo, mientras que las unidades iraníes y sirias han estado en constante movimiento en las últimas dos o tres semanas, la fuerza estadounidense no hizo ningún intento de frustrar sus movimientos o montar ofensivas para bloquear su progreso. Sus comandantes, al igual que los rebeldes sirios y los altos mandos israelíes y jordanos, parecen estar parados hasta que se reciban las directivas de Washington.

https://s3-us-west-2.amazonaws.com/dbkh/wp-content/uploads/2017/05/23103726/DebkaBannar4_final.html

Fuente: Debkafile
.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s