Piden tres años de prisión para un político suizo por decir “basta” a los atentados y reivindicar las raíces cristianas de Suiza

Jean-Luc Addor

Jean-Luc Addor

Fatal tiroteo en una mezquita en St. Gallen (Suiza) el 22 de de agosto de 2014. Tres fieles musulmanes resultaron heridos por un hombre armado que irrumpió durante el rezo. En ese momento se encontraban en el oratorio una docena de personas, en su mayoría de nacionalidad marroquí, somalí y eritrea. Los heridos fueron localizados en la calle, fuera del centro de oración. El autor del tiroteo fue un africano de 24 años de origen ghanés, quien había matado un día antes a un amigo suyo y dejó rastros de ADN en su víctima, lo que permitió identificarle.

El abogado, consejero nacional y miembro destacado de la Unión Democrática de Centro (UDC), Jean-Luc Addor, compartió la información en Twitter y Facebook, y escribió con ironía punzante: “Queremos más!”.

Tres años después, Jean-Luc Addor está siendo juzgado en el Tribunal de distrito de Sion. Su abogado, el ginebrino Marc Bonnant. no se anduvo por las ramas: “Miles de suizos comparten lo que escribió mi cliente. Judicializando la libertad de expresión no conseguirán que cambien de opinión”.

Explicó en el tribunal que Jean-Luc Addor utilizó la ironía para expresar su hartazgo por la escalada de violencia en el país, casi siempre asociada a los islamistas. “Su ‘queremos más’ era un rotundo ‘basta’ a la violencia. La ironía se entiende bien”.

De nada sirven las aclaraciones del abogado. Organizaciones musulmanas y progresistas ya han decidido de antemano la culpabilidad del político. A decir verdad, lo decidieron nada más publicar su irónico comentario. Inundaron entonces las redes sociales con descalificaciones y amenazas contra Addor, conocido por sus posiciones a favor de la identidad cristiana del país helvético. El Consejo Islámico de Suiza, siempre mudo tras los atentados islámicos en Europa, fue una de las entidades que promovieron las actuaciones judiciales contra el dirigente suizo.

En medio de la polémica, el secretario de Justicia del cantón de Valais, Jean-Pierre Greter, que actúa de fiscal en el caso, echó más leña al fuego al incluir en el procedimiento textos escritos por Addor tan “subversivos” e “islamofóbicos” como el siguiente: “Para luchar contra el islam sólo cabe la afirmación de nuestras raíces cristianas”.

Para el fiscal Greter, no hay duda: los actos del acusado son constitutivos de un delito de discriminación racial, que podría conllevar hasta una pena máxima de tres años de prisión.

Fuente: Alerta Digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s