Las nuevas tácticas móviles de ISIS contra los Estados Unidos en Siria e Irak.

An ISIS tunnel in Mosul

Un túnel de ISIS en Mosul

Es importante resaltar la racha de éxitos reportados por las fuerzas respaldadas por los Estados Unidos, que luchan contra el Estado islámico en Siria, Irak y Afganistán en una proporción adecuada, en particular, cuando existe la impresión de que ISIS está cayendo detrás de sus fortalezas en Mosul y Raqqa y que su derrota está a la vuelta de la esquina.

El lunes 8 de mayo, se dio a conocer que el jeque Abdul Hasib, comandante del Estado Islámico en la provincia afgana de Jorasán fue muerto en un ataque el día 27 de abril por Estados Unidos y las fuerzas de operaciones especiales afganas, en la que dos miembros del Ejército de los EE.UU.  perdieron la vida.
Todos estos informes son exactos en cuanto a que han sucedido, pero no toman en cuenta el sentido optimista que reina en el comando de ISIS. Los estrategas de la organización islámica, ex agentes del régimen de Saddam Hussein y el partido Baas de Irak, están seguros de que han encontrado una respuesta táctica convincente para enfrentar la presión estadounidense y para aplastarlos en Mosul. Ellos no creen que estén cerca de la derrota o que el califato de Abu Bakr Al-Baghdadi esté cerca del colapso en ningún lugar.

Fuentes de inteligencia y de contraterrorismo de Debkafile ofrecen seis razones por las que la confianza de los yihadistas se solidificó en la batalla por Mosul:

1. El número de combatientes de ISIS que todavía luchaban en la ciudad vieja de Mosul se ve seriamente subestimada como entre 300 a 400 yihadistas, por fuentes militares estadounidenses e iraquíes. La cifra real es diez veces más grande entre 3.000 a 4.000 .

2. Los comandos iraquíes – americano no han trabajado en cómo contrarrestar el dispositivo de conexión de túneles que corre bajo los edificios, a los que se accede a través de agujeros que van a través de las paredes de los edificios y que les sirve de conección a las fuerzas de ISIS. Por lo tanto, los yihadistas pueden moverse en medio de las batallas sin ser observados.

3. La única fuerza capaz de combatir las tácticas de ISIS, es la división iraquí de Oro, la fuerza de élite a disposición del mando estadounidense-iraquí. No obstante, es lo suficientemente grande como para luchar en más de un ámbito a la vez, pero es demasiado lenta ante el movimiento abrumadoramente veloz, de los combatientes de ISIS que tal parece que fueran invisibles. La mayoría de las otras unidades del ejército iraquí se han retirado de la parte delantera de Mosul después de haber sido diezmadas.

4. ISIS ha renunciado a la estrategia de defensa de las grandes áreas urbanas, que perseguía al principio de su campaña de conquista en lugares como Ramadi, Tikrit y Faluya y el inicio de su defensa de Mosul. En cambio, sus comandantes los han dividido en pequeños destacamentos de no más de 10 a 15 combatientes cada uno, para formar comandos suicidas y atacar a sus adversarios. Estas divisiones están soportadas por un gran grupo muy por detrás de las líneas del frente de batalla, que se encargan de las líneas de montaje de coches bombas y trampas explosivas para ponerlos a disposición de las divisiones o comandos.

Cada uno está provisto de más de una docena de coches cargados con explosivos para utilizarlos contra las tropas iraquíes y estadounidenses y causarles la mayor cantidad de pérdidas humanas posibles, así como un montón de chalecos explosivos para múltiples ataques suicidas.

5. El efecto de esta táctica ha sido desastroso. Capaz de penetrar en una medida de hasta 10 kilómetros adentro de las líneas iraquíes, los vehículos mortales y los suicidas han logrado frenar el avance estadounidense-iraquí y, en algunos lugares, los ha llevado a un alto total. El método ha ganado el título de “defensa móvil corteza” contra los comandantes estadounidenses en Siria e Irak

En resumen, la ofensiva en Mosul, estimado para durar un par de meses, está entrando en su octavo mes sin un final a la vista.

Un ejemplo vivo de este método fue visto en Irak el domingo 7 de mayo, cuando al menos cinco atacantes suicidas de ISIS detonaron sus chalecos explosivos contra las fuerzas Peshmerga kurdos fuera de la base K1 cerca de la ciudad petrolera de Kirkuk, donde se encuentran instalados los instructores estadounidenses. Al menos dos soldados kurdos murieron.

6. Debido al gran éxito de sus tácticas en Irak, los jefes de ISIS están duplicando sus efectivos en el campo de batalla en Raqqa, en Siria. Han comenzado la deslocalización de los centros de comando del norte de Siria a la región ez-Zor de Deir al este y el valle del Éufrates, a caballo entre la frontera sirio-iraquí. La organización terrorista ha seleccionado la pequeña ciudad del desierto de Al-Mayadin, al este de Deir ez-Zor como la próxima sede de su comando central, principalmente debido a su aislamiento. Sólo hay cinco vías de acceso a la ciudad, la mayoría de ellas no aptas para el tránsito de vehículos y por lo que cualquier enemigo que se acerque rápidamente está expuesto.
ISIS está planeando ahora incursionar con sus escuadrones de “sistema de defensa móvil corteza” a lo largo de los 170 kilometros de la carretera que une Al Mayadin a Raqqa.

Fuente: Debkafile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s