Archivos Mensuales: mayo 2017

Mientras que los líderes europeos insisten en que el terrorismo islámico no tiene nada que ver con el islam, el islam sigue destruyendo a Europa desde adentro.

Los gobiernos de los países que conforman la UE y los medios advierten a los ciudadanos a no ser “racistas” (contra el Islam, que no es una raza). Los europeos están siendo encarcelados por protestar contra la invasión musulmana que pone en peligro sus vida y su cultura. Después de una ola de violaciones de mujeres y niñas por parte de los inmigrantes musulmanes, los funcionarios aconsejan a las mujeres a vestirse de manera más conservadora a fin de no incitar sexualmente a los hombres musulmanes.

h / t Damien

Si cree que Europa está mala ahora, imagine usted cómo será dentro de 50 años. Sólo los países de Europa del Este están haciendo lo que sea necesario para detener la invasión musulmana para que no invadan sus vidas.

¿No convencido? Basta con mirar a la Alemania actual, donde la población musulmana es sólo el 8,8%.

Inmigrantes utilizan las fuentes históricas frente al Coliseo de Roma (Italia) para bañarse y lavar la ropa interior

 

Nathalie Naim, consejera medioambiental del Ayuntamiento de Roma, ha denunciado en Facebook que las fuentes de Colle Oppio, frente al Coliseo, declarados de interés cultural e histórico, estén siendo utilizados por inmigrantes como lugares de baño. Denunció que muchos hombres adultos utilizaban las fuentes monumentales, algunas recién restauradas, para lavar su ropa interior.

La propia Nathalie Naim ha colgado en las redes sociales la foto de un inmigrante sumergido en la fuente de Giacomo della Porta, que data de 1580. También se refirió a la Piazza della Madonna dei Monti como lugar destinado a la venta a la venta de cervezas. “No se respeta nada de valor”, indicó.

Criticó asimismo el sistemático incumplimiento de la conocida como ley Galasso, una norma italiana aprobada en 1985 que reglamenta el cuidado y protección de los bienes culturales del país. En este sentido manifestó que los ataques “incívicos” al patrimonio afectaban a amplias zonas próximas al Coliseo.

Fuente: Alerta Digital

La poderosa Brigada pro-iraní-iraquí, Badr, se prepara para entrar en Siria.

Altamente entrenados por la Guardia Revolucionaria de Irán, estos 30.000 a 50.000 soldados de la fuerte milicia chiíta iraquí cimentará la dominación de Irán en Siria y amenaza masivamente a Israel.

Badr Brigades fully kitted out for battle

Las Brigadas Badr muy bien equipadas para la batalla

Hadi al-Amiri, el comandante de la milicia chií iraquí mas fuerte, las Brigadas Badr, dijo el miércoles 31 de mayo, que sus fuerzas se están preparando para entrar en Siria. Las capacidades avanzadas de esta poderosa milicia liderada por los iraníes, podrían inclinar fuertemente la guerra en Siria a favor de Irán, con pérdidas alarmantes para los EE.UU., Israel y Jordania.

Cuando Al-Amri, realizó este anuncio, citó un nuevo lema de Irán: “la seguridad de Irak se mantendrá sólo si se preserva la seguridad de Siria.” En otras palabras, el conflicto sirio sólo terminaría cuando las milicias chiítas pro iraníes, incluyendo a Hezbollah, tomen por completo el control de Siria al igual que el control de Irak.

Fuentes militares y de inteligencia de Debkafile aseguran de que las Brigadas Badr, habían tomado la ruta hacia Siria esta semana, cuando un conglomerado chiíta iraquí violó la frontera sirio-iraquí en el norte, bajo las órdenes del jefe de las Brigadas Al Qods, el general Qassem Soleimani. Esto abrió un corredor por tierra muy codiciado por Irán a través de Irak a Siria.
Las capacidades de combate de las Brigadas Badr, están estimadas entre 30.000 y 50.000 soldados, lo cual es impresionante. Una de las fuerzas militares más profesionales y bien entrenadas en Irak, sus reclutas reciben instrucción en campos especiales operados por la Guardia Revolucionaria en suelo iraní. La milicia se compone de fuerzas especiales, de tanques, infantería mecanizada, artillería y unidades antiaéreas. La alta calidad de sus municiones se puede ver en la foto en la parte superior de esta información.
Su entrada en Siria podría elevar el total de las fuerzas chiítas pro iraníes que están luchando en Siria a 80.000 y 100.000 soldados.

Fuentes de inteligencia esperan que las Brigadas Badr vayan primero hacia el sur, hacia la zona de Deir ez-Zor para enlazar con las fuerzas del ejército árabe sirio y Hezbollah, poniendo en peligro a las fuerzas especiales de Estados Unidos y sus aliados en un paso clave que ordena el triángulo donde confluyen las fronteras jordanas, la de Siria e iraquí.
Necesitarán recorrer 230 kilómetros de Palmyra a Deir ez-Zor, mientras que se podrían topar con pequeñas concentraciones dispersas de la lucha contra ISIS. Este miércoles, 31 de mayo, Rusia bajó el apoyo de Teherán, lanzó un ataque con misiles de crucero sobre objetivos de ISIS alrededor de Palmyra. Esos misiles fueron disparados desde la fragata de misiles Almirante Essen y el submarino Krasnodar con el fin de ablandar la resistencia yihadista ante el avance hacia el sur de las Brigadas Badr.

Las consecuencias de esta intervención masiva pro-iraní en la guerra de Siria son nefastas para los EE.UU., Israel y Jordania. Son nefastas para Washington, porque sentó las bases para impedir la dominación de Siria por parte de Irán en la solemne cabeza del presidente Donald Trump, quien se comprometió a impedir que esto suceda, ante los líderes de los países musulmanes en Arabia Saudita.

Para Israel, la penetración hostil de Hezbollah en las fronteras de Siria a tope con su territorio, es un juego de niños en comparación con una fuerza militar importante capaz de transformar a Siria en una enorme área de preparación para la agresión iraní contra el Estado judío.

El mal presentimiento de Jordania proviene de su sentencia de que las milicias chiítas pro iraníes sentados en sus fronteras son una amenaza mayor incluso mucho más que el mismo ISIS.

Fuente:  Debkafile
 

 

¿Quiéres derrotar el legado de ISIS?. Hay que tratar de reconstruir a las comunidades no musulmanas que ellos han destruido.

Musulmanes y civiles iraquíes cristianos llevan una cruz de madera el mes pasado cerca de un monasterio en Mosul, norte de Irak. Un grupo de activistas civiles levantó la cruz como un mensaje de amor y convivencia pacífica entre las comunidades en Mosul, dijo un activista iraquí. (Omar Alhayali / Agencia Europea Pressphoto)

Por: Alberto Fernandez

Alberto Fernandez, vicepresidente del Instituto de Investigación Mediática de Oriente Medio, se desempeñó como coordinador del Departamento de Estado para el Centro Estratégico de contraterrorismo y Comunicaciones desde marzo del 2012 hasta febrero del 2015 

El califato autodeclarado del Estado Islámico se desmorona, si, con demasiada lentitud. Lamentablemente, sin embargo, su colapso final no será el final de la historia. Quedará atrás una insurgencia que sigue siendo letal y es casi seguro que intentará realizar ataques terroristas en todo el mundo, así como una amplia franja de destrucción física y vidas devastadas se extienden desde Alepo a Ramadi.

Y sin embargo, aun cuando el Estado islámico está “perdiendo”, no se puede negar que también han “ganado” algunas cosas. Ha creado hechos desalentadores sobre el terreno. Ha acabado con varias de las comunidades que mas nunca volverán a surgir de nuevo. Muchos pueblos Yazidis y ciudades dentro de su órbita están destinados a permanecer definitivamente vacíos porque fueron masacrados y los supervivientes huyeron desesperados. Los Jihadistas del Estado islámico también tuvieron éxito en la destrucción de la antigua comunidad cristiana de Mosul, cuyos miembros supervivientes fueron despojados de todo lo que tenían cuando fueron expulsados de la ciudad en julio del 2014. Muchos de los sobrevivientes de estos mismos grupos minoritarios permanecen alejados de la región, y algunos todavía no han decidido si deben regresar, con todos los riesgos que ello conllevaría, o dejarlo abandonado todo para siempre. El Estado Islámico ha dejado un agujero en el tejido de la diversidad milenaria de la región que nunca podrá ser totalmente reparado.

El Presidente Trump con su discurso en Riad el domingo buscó, lo que sus dos presidentes antecesores nunca buscaron, es decir, romper la conversación de las divisiones hostiles entre civilizaciones. Él debe ser elogiado por hacerlo. Así, también, es el caso de los estadounidenses comunes y corrientes que se esfuerzan por romper a través de las narrativas establecidas de la intolerancia y los estereotipos desde hace tiempo. En enero del 2017, cuando un incendio destruyó una mezquita en Victoria, Tex., los estadounidenses comunes reunieron más de $ 1 millón para su reconstrucción.

A medida que el Estado Islámico retrocede, hay una oportunidad vital para los estados de mayoría musulmana que se identifican con la sensación positiva de la reunión de Riad. Eruditos como William McCants y David Andrew Weinberg han hecho sugerencias concretas para realizar cambios a los libros de texto, de los salafista proselitistas y a los saudíes, respectivamente. Los EE.UU. y los gobiernos saudíes también anunciaron una serie de medidas que implican la financiación del terrorismo, la venta de armas y un centro de mensajería.

Pero también hay que considerar formas frescas para que los líderes musulmanes puedan atacar los estereotipos negativos, mostrando un apoyo concreto para restaurar lo que el Estado Islámico trató de exterminar. Incluso la resurrección de una sola comunidad sería un poderoso mensaje de solidaridad y diversidad en un Oriente Medio que se está volviendo cada vez más monocromo, mientras que un Occidente globalizado crece más diverso.

La situación en Mosul, ahora una ciudad musulmana sunita uniformemente limpiada de sus minorías, es grave. Lo mismo podría suceder en breve en Raqqa, la “capital” del territorio del Estado Islámico. Sin embargo, a pesar de todo el sufrimiento que infligen a su población suní, el Estado Islámico no trató de exterminar y borrar todo rastro de la existencia de la comunidad hasta la última lápida. En contraste, los Yazidis fueron esclavizados en gran número y los cristianos principalmente fueron expulsados, mientras que la cultura material de los dos fue objeto de obliteración.

No hay manera de que todo este daño pueda ser reparado. Sin embargo, hay maneras de tomar una posición en contra de esta política de destrucción. En el Líbano en 1939, un nuevo asentamiento se estableció en el antiguo emplazamiento de Anjar con la incorporación de los supervivientes de la base de la Armenia heroica contra el genocidio en Musa Dag. Algunos años después, en Israel, uno kibbutz han incorporado y homenajeado a los sobrevivientes del levantamiento del Gueto de Varsovia y otros partisanos judíos.

Imagine la resurrección de una comunidad no musulmana a la que el Estado islámico trató de exterminar. Imagínese usted el poderoso mensaje que enviaría. Y el mensaje resonaría con más fuerza si el trabajo se hiciera con el apoyo de los estados musulmanes.

Esta iniciativa podría ser implementada en casi cualquier lugar. Siria o Irak, por supuesto, son los sitios más probables. Dadas las complejas realidades políticas, probablemente la zona menos problemática estaría en la llanura de Nínive, en Irak, ya sea mediante la restauración de una ciudad ya existente o el establecimiento de un nuevo asentamiento.

Algunos se han burlado del tema del llamado que hizo Trump “ La aventura de Abraham .” Sin embargo, cualquier acto de bondad y solidaridad por parte de los estados, comunidades e individuos para romper las barreras entre las tres grandes religiones abrahámicas, tiene sentido. Esto sería cierto sin importar quién está en la Casa Blanca, e incluso si el Estado Islámico nunca hubiera existido. Por otra parte, la restauración de una comunidad es un resultado mucho más tangible que la próxima ronda de reuniones interreligiosas o bien las intencionadas declaraciones acerca de la tolerancia que rara vez parece tener un impacto real.

La diversidad religiosa y étnica siempre ha sido una característica importante del Oriente musulmán. Esa era la realidad, a pesar del despotismo del sultán o el príncipe del día. Hoy en día, esa cualidad preciosa está amenazada como nunca antes, y no sólo a manos del Estado Islámico. Si los estados de la región están de hecho tan unidos contra el Estado Islámico como dicen, entonces también deben trabajar para asegurar que los resultados de celo del grupo no queden como letras escritas en una piedra y que no sean cómplices de cosechar los frutos de su infamia .

Esto requiere no palabras, sino acciones. Es totalmente razonable para los Estados Unidos poder alentar a sus socios a tomar medidas para restaurar la mayor cantidad de la diversidad étnica y religiosa como sea posible en las zonas que estaban bajo el control del Estado Islámico. Ahora es el momento para empezar.

Fuente: DemocracyPost

Ex-yihadista musulmán dice que el ataque al concierto de Ariana Grande fue ejecutado por la gran publicidad que ISIS podría obtener de ello.

Debemos animar a más musulmanes de los que viven en Estados Unidos para que se unan a ISIS y luego expulsarlos para que no puedan volver jamás a Occidente. Por desgracia, Angela Merkel les seguirá dando la bienvenida a todos y cada uno de ellos.