La solución de los dos estados ¿Paz y seguridad?

ISRAEL3

La delegación, de parlamentarios de Israel, se han reunido, hace unos días, con el ministro de asuntos exteriores de España, Alfonso Dastis, en el marco de las relaciones de amistad que mantienen ambos países. La representación israelí estaba integrada por el grupo interparlamentario de Amistad España e Israel en la Knesset. Hasta aquí todo dentro de la normalidad.

Lo primero que nos llama la atención, es la prioridad que le dio el sr. Dastis a exponer, o imponer según se mire, la preocupación de España “por el estancamiento del proceso de paz entre Israel y los palestinos”. A ver, mi estimado sr. Dastis ¿Nos está usted diciendo qué la máxima preocupación de España es el mal llamado proceso de paz entre Israel y la entidad terrorista palestina? No os asustéis amigos, el sr. Ministro nunca diría entidad terrorista palestina eso sería políticamente incorrecto. El sr. Ministro expresó su preocupación, muy amablemente faltaría más, por ese retraso desde hace casi tres años, en las mencionadas negociaciones con los palestinos.

En otras palabras, que la culpa del retraso la tiene Israel, por su insistencia en defenderse de los ataques del terrorismo palestino. A ver compañeros, que también puedo usar un lenguaje políticamente correcto y no decir terroristas palestinos sino del terrorismo palestino, que suena más moderno, progresista e indulgente. La insistencia en España en particular y en Europa en general de presionar a Israel, para que negocie con la entidad terrorista palestina encabezada por el sr. Mahmud Abás, cabeza de un inexiste estado, es cuanto menos insistentemente inexplicable.

Si amigos, ya se, que ahora no estoy aplicando las leyes progresistas del lenguaje políticamente correcto, sino la Ley de la Retribución Objetiva, por la cual no se puede negociar con aquel que solo pretende descalificarte, destruirte y despeñarte por un acantilado al mar. Los dirigentes palestinos, que no los palestinos, no perciben que ciertos ciudadanos de una posible Palestina prefieren seguir siendo ciudadanos del moderno Estado de Israel. Los dirigentes palestinos, enfrentados en facciones, por el poder y las riquezas que en forma de dólares y euros les llegan a sus arcas desde Occidente, están muy contentos haciéndose las víctimas especialmente en la ONU.

Las voces que se levantan en Europa, y lamentablemente en España, uniformada con una política exterior común contra Israel y desinformada a favor de la conflictiva y violenta causa palestina, hacen que se pierda la objetividad de la verdadera causa en el retraso de unas negociaciones, que nacieron manchadas por la sangre vertida por los terroristas palestinos. Las negociaciones que plantean los terroristas islámicos o facciones árabes palestinas, que es lo mismo, están basadas en el número de muertos, que ponen sobre la mesa. Unas negociaciones bajo la amenaza de un número mayor de muertes, que se producirán de no acceder a sus pretensiones. En otras palabras, negocias bajo mis condiciones o seguiré matando a tus ciudadanos, incluidos los árabes palestinos, que estén en contra de la Causa Palestina.

La insistencia de todo el mundo, bueno casi todo, de que Israel sea partido y dividido en dos estados es imposible, inviable e inasumible. La paz no se consigue cediendo a las pretensiones del terrorismo palestino sino alcanzando la victoria sobre el mal se llame como se llame. La utopía de que los dos estados, uno palestino y otro, con judíos bajo control palestino, produciría esa cacareada paz y seguridad, en la zona y en el mundo no es real. Todo lo contrario, pues sería el final de Israel como Estado Judío, Nación y Pueblo Elegido.

Parafraseando algunos documentos de carácter judío, que forman parte de su historia, podríamos decir que cuando Israel diga “tenemos paz y seguridad” será entonces cuando esté más cerca el fin de su existencia, como una nación indivisible y con una capital igualmente indivisible, a saber, Jerusalem ¿La solución de los dos estados? Bueno si nos ponemos así, que sean el de Judea e Israel ¡Una verdad histórica más cercana a la realidad!

Por: José Ignacio Rodríguez, colaborador especial de Unidos con Israel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s