Musulmán converso simpatizante de ISIS ha estado almacenando armas y explosivos supuestamente para llevar a cabo un ataque en EE:UU.

Sebastián Gregerson, también conocido por su nombre musulmán, Abdurrahman Bin Mikaayl, había estado en la lista de terroristas del FBI durante 18 meses. (Supongo que nuestros medios de comunicación están cada vez más cercanos al comportamiento de la prensa de Francia ahora, ya que no existe una foto del presunto agresor)

Man_amassing_arsenal_of_guns_and_grenade_0_43586986_ver1.0_640_480

Detroit Free Press   El hombre de 29 años de edad, de Detroit, estaba acumulando todo un arsenal, que costaba de lanzadores de granadas, fusiles de asalto, munición, cuchillos de combate y picos de carretera que compró en eBay y que eran de particular interés, según documentos judiciales. Y su charla acerca de los ataques eran igualmente alarmantes.

Por lo que un equipo de lucha contra el terrorismo del FBI le comenzó a seguir los pasos en cuanto a sus compras en tiendas de deportes, tratando de determinar por qué Gregerson tenía explosivos y armas de fuego en su casa, y si o no, estaba planeando un ataque real, según los documentos.

Screen-Shot-02/08/2016-en-1.58.29-PM

El lunes, en un tribunal federal en el centro de Detroit, Gregerson se situó ante un juez  acusado de dos delitos . No fue acusado de terrorismo. Más bien, el FBI llegó a la conclusión de que no había visto y escuchado lo suficiente, ya que un agente encubierto grabó conversaciones con Gregerson, para acusarlo de poseer un dispositivo destructivo y recepcionar materiales explosivos sin una licencia adecuada. Fue detenido la noche del domingo, dijo el FBI, cuando trató de comprar algunas granadas a unos agentes encubiertos.

El caso comenzó hace 16 meses cuando un informante alertó al FBI sobre Gregerson cuando fue visto con bazucas y granadas, y terminó con la compra que Gregerson intentó hacer a un agente encubierto del FBI en una gasolinera de Monroe el domingo.

Un agente encubierto del FBI también se reunió con Gregerson en numerosas ocasiones y grabó sus conversaciones, incluyendo una en la que se centró en el uso que le daría a las granadas y lanzagranadas, y describió “la táctica que emplearía para cometer un ataque a un edificio” mediante diversos ataques con granadas.

El FBI no ha llegado a considerarlo como un potencial terrorista y no hará comentarios sobre el caso. Tampoco los hará la oficina del fiscal federal. (Obviamente porque sufren del síndrome de manos atadas bajo el régimen de Obama)

6-FBI-1


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s