Siria: fallece el exrapero alemán que posó con cabezas de enemigos del grupo Estado Islámico

Publicado el 30 oct. 2015

Denis Cuspert, un rapero alemán que se unió al grupo Estado Islámico hace tres años, ha fallecido este mes en la provincia siria de Raqqa tras un ataque aéreo estadounidense.

Cuspert, que cambió su nombre artístico de “Deso Dogg” por el apodo de Abu Talha al-Almani, apareció en numerosos vídeos del grupo yihadista, alguno de ellos muy macabro.

Estados Unidos ha confirmado su muerte, aunque ha asegurado que no era uno de sus objetivos.

El problema de la explosión de la inmigración musulmana en Suecia tendría que empeorar aún más antes de que los suecos saquen del gobierno a sus líderes de izquierda

Supongo que están acercándose a ese punto. Como se informó aquí recientemente, el partido Demócrata anti-islamización de Suecia, está encabezando todas las encuestas y va en aumento. “Vaya, no puedo imaginar por qué”.4-vi

swedishrapestatistics

Gatestone   Cuarenta años después de que el parlamento sueco decidió por unanimidad convertir a la ex homogénea Suecia en un país multicultural, el crimen violento ha aumentado en un 300% y las violaciones en un 1.472%. Suecia es ahora el número dos en la lista de países con mas violaciones, sólo superado por Lesotho en el sur de África.

Es significativo que el informe no toca en el fondo de los violadores. Uno debe, sin embargo, tener en cuenta que en las estadísticas, los inmigrantes musulmanes de segunda generación se cuentan como suecos.

En un asombroso número de casos, los tribunales suecos han demostrado simpatía por los violadores musulmanes, y han absuelto a los sospechosos que han afirmado que la chica quería tener relaciones sexuales con seis, siete u ocho hombres.

Sueco-Violación-VíctimaLa emisora ​​de Internet, Granskning Sverige, llamó  a los principales periódicos Aftonposten y Expressen, preguntando por qué habían descrito a los autores como “hombres suecos” cuando en realidad eran somalíes sin ciudadanía sueca.

En los últimos 10-15 años, la inmigración de países musulmanes como Irak, Siria y Somalia ha encendido la explosión de las violaciones en Suecia? Es difícil dar una respuesta precisa, porque la ley sueca prohíbe el registro basado en la ascendencia o la religión de las personas.

B-erELMIQAAhXGp

Y a pesar de los intentos por hacer creer y tratar de convencer a la población de Suecia de que todos los que han puesto un pie en suelo sueco ha cometido exactamente igual cantidad de violaciones que los que han vivido aquí por decenas de generaciones, los hechos apuntan en una dirección completamente diferente.

La última estadística  encuesta de la criminalidad inmigrante  en comparación con la de los suecos se llevó a cabo en 2005. Los resultados no se mencionan prácticamente nunca. No solo eso; cualquiera que se atreva a referirse a ello, por ejemplo, en las redes sociales, es brutalmente atacado.

Los líderes occidentales nos quieren tranquilizar con el cuento de que la inmigración musulmana masiva beneficiará a la sociedad e impulsará la economía

En algunos aspectos tienen razón. Imagina todo el tiempo extra que los agentes del orden recibirán de pago. Miremos por ejemplo a París, en medio de la “iluminación” cultural y religiosa, esperando ver escenas como las de este video por todo Occidente pronto. 

Usted probablemente ha visto el clip de este vídeo, pero esto es una buena recopilación de las muchas contribuciones de los musulmanes (cariñosamente llamados “nuevos europeos”) para nosotros. Me pregunto por qué ninguno de los Estados árabes musulmanes ricos del Golfo, se llevará a alguno de ellos?

Terror islámico en Jerusalén: dos heridos moderados en estación del tren ligero

Dos personas resultaron heridas como resultado de un ataque con arma blanca en Jerusalén.

De acuerdo con el informe de la policía, un hombre de alrededor de veinte años sufrió heridas que fueron catalogadas como moderadas, tras ser apuñalado cerca de la estación del tren ligero en “Givat Hatajmoshet” (La colina de las municiones), en la calle Bar Lev, por un palestino domiciliado en Kafr Akeb, en Jerusalén este.

Un segundo hombre resultó herido por los disparos de la policía cuando las fuerza de seguridad trataban de neutralizar al terrorista, que sufrió heridas de gravedad.

La víctima del apuñalamiento fue atendida en la escena por los paramédicos antes de ser evacuada al Hospital Shaarei Tzedek de Jerusalén.

“Según nuestra investigación inicial, creemos que el terrorista armado de una daga arribó a la estación y apuñaló a un civil, hiriéndolo. Luego, trató de acuchillar a otro civil, pero no tuvo éxito”, expresó la portavoz policial Luba Samri.

“Los guardias del tren ligero que estaban en la escena, otros civiles y oficiales de la Guardia de Frontera que se encontraban cerca sometieron al terrorista. Como resultado de los disparos, otro civil resultó lesionado, con una herida de bala en la pierna”, precisó Samri.

Aurora

La paz rechazada: un ‘blueprint’

Banderas de Palestina e Israel.

Por Marcelo Birmajer

En 2017 se cumplirán 80 años de rechazo árabe y palestino a un Estado palestino. El primer rechazo sucedió en la ONU, en noviembre de 1947, cuando este organismo recién fundado votó por mayoría a favor de la división del Mandato Británico en Palestina en dos Estados para dos pueblos: el primer Estado judío en 2000 años y un nuevo Estado árabe (por entonces no existía la expresión Estado palestino). La respuesta árabe, también de los que habitaban en el Mandato, fue atacar a sus vecinos judíos. En 1948, con la declaración de independencia, el primer ministro israelí Ben Gurión ofreció nuevamente a los árabes su Estado, aceptando la administración internacional de Jerusalem con acceso libre a todos los cultos. La respuesta árabe fue el intento de exterminio del Israel recién creado. Hasta 1956, el terrorismo árabe asesinó a mil judíos dentro de las fronteras del Estado de Israel, sobre una población de no más de dos millones de judíos, sin que existiera ningún conflicto territorial, excepto la propia existencia de Israel.

En 1956, Israel conquistó por unos meses la Franja de Gaza, como modo de represalia contra el terrorismo, pero la abandonó por completo a cambio de una promesa de paz y seguridad de la ONU. En 1967 el dictador egipcio Naser ordenó a la ONU retirarse del Sinaí y cesar en su rol de fuerza de separación, de seguridad y de paz, y los cascos azules de la ONU sencillamente le obedecieron. Egipto, Siria y Jordania separaron a Israel del resto del mundo por medio de un bloqueo militar, y se dispusieron, una vez más, a aniquilarlo; en sus propias palabras, se trataba de echar a los judíos al mar. Israel venció en esa guerra, liberó Jerusalem, conquistó de manos egipcias la Franja de Gaza y Cirsjordania de manos jordanas; también los Altos del Golán, desde donde disparaban los criminales sirios. Pero, a la semana de haber ganado la guerra, Israel ofreció la devolución de todos los territorios excepto el Kotel (Muro de los Lamentos), y la aceptación del Estado palestino, a cambio de paz. La respuesta árabe y palestina fue el rechazo a la paz y a la existencia de Israel.

En 1973 Siria, Egipto y la OLP de Yaser Arafat intentaron una vez más destruir Israel; lograron matar a más de tres mil soldados judíos, de una población total de no mucho más que tres millones de israelíes, con alrededor de 800.000 árabes. Israel hizo la paz con Egipto en 1977, reintegrándole todos los territorios conquistados en el 67, pero Sadat se negó a recibir la Franja de Gaza, y ni Sadat ni Husein de Jordania aceptaron la propuesta israelí: un Estado palestino bajo tutela de esos dos países. Los propios palestinos tampoco reclamaban un Estado propio: sólo la destrucción de Israel.

Recién con la Intifada de 1987, por primera vez algunos líderes palestinos hablaron, pero sin demasiada claridad, de un Estado palestino separado de Israel, en lugar de en reemplazo de Israel. Pero esta propuesta ni siquiera alcanzó el rango de hipótesis por parte de la representación palestina en las primeras negociaciones de paz para todo el Medio Oriente, celebradas en Madrid en 1991.

A partir de 1993, Rabin y Peres ofrecieron nuevamente un Estado palestino, pero el grupo terrorista palestino Hamás lanzó la peor ola de ataques terroristas que hubiera conocido el Estado de Israel. En 1995 un terrorista judío asesinó al primer ministro Itzak Rabin, y todo hacía prever que, como reacción, Peres ganaría las siguientes elecciones, con su propuesta de un Estado palestino, así lo marcaban todas las encuestas. Pero otra ráfaga de ataques suicidas palestinos contra colectivos israelíes otorgó las elecciones al líder del Likud, Benjamín Netanyahu. No obstante, Netanyahu respetó el tratado de Oslo, y no sólo no reconquistó ningún territorio, sino que mantuvo la retirada del Ejército de Israel de territorios habitados por mayoría palestina, como una política de Estado. La única respuesta palestina fue el terrorismo.

En 2001 el primer ministro Ehud Barak ofreció al líder palestino Yaser Arafat todo lo que reclamaba, incluyendo sectores de Jerusalem y dejando un 10 por ciento para negociar como intercambio territorial según demografía. La respuesta palestina fue la segunda Intifada, que consistió en ataques suicidas peores que los de 1995.

En 2005 el primer ministro Ariel Sharón sacó hasta el último judío de la Franja de Gaza y la dejó totalmente en manos palestinas. La respuesta palestina fue atacar Israel desde Gaza. Su sucesor, Ehud Olmert, ofreció un acuerdo aún más abarcativo que el de su tocayo Barak. La respuesta palestina fue el rechazo.

Frente a esta nueva ola de terrorismo zombi, ataques indiscriminados con cuchillos, destornilladores, automóviles y piedras contra civiles, niños y mujeres indefensos, pareciera que la estrategia israelí de separación unilateral de los palestinos sería la menos mala. Decidir cuál es el territorio de Israel, separarse todo lo posible de esa sociedad dirigida por criminales patológicos y resguardar a la única democracia de Medio Oriente dentro de unas fronteras defendibles.

La voluntad exterminadora de la dirigencia y los militantes palestinos está claramente evidenciada. Pero, no obstante, a Israel le resta un problema no menos grave: ¿cómo convivir con dos millones de civiles palestinos en Gaza y Cisjordania, más un millón y medio de ciudadanos árabes israelíes dentro del propio territorio de Israel, con una población de alrededor de 7 millones de judíos? No existen, hoy, soluciones determinantes y duraderas. Pero podría existir un modo de administrar el conflicto para que sea menos trágico. La estrategia de mantener Cisjordania como medida defensiva no está funcionando: no porque el terreno no sea estratégicamente significativo, sino porque allí viven dos millones de palestinos. Para Israel, tanto el territorio como sus habitantes flotan en un limbo legal. Israel no eligió la situación, pero puede optar por modificarla. Quiero proponer un par de pasos de laboratorio al respecto.

El arco político israelí debería decidir cuáles son las fronteras de Israel. Desde el Likud hasta Meretz, incluyendo a los habitantes judíos de Cisjordania, deberían reunirse en un foro, como protagonistas –junto con especialistas defensores de Israel de todo el mundo, como asesores–, para determinar cuáles son las líneas rojas de Israel, las fronteras inamovibles. Luego, definir temporalmente cuáles serían las atribuciones de un Estado palestino, cuáles las líneas rojas de conducta palestina. Por ejemplo, si Israel considera casus belli que los palestinos inviten al Ejército de Irán a custodiar sus fronteras, que acumulen tropas y armamento en la frontera con Israel, etc. Definir el modo de convivencia entre los dos Estados. Por lo menos por veinte años, debería existir una separación rigurosa entre el Estado palestino y el Estado de Israel, y los habitantes de uno y de otro deberían tener severamente limitado el traspaso de fronteras, pudiendo los palestinos viajar al exterior por la frontera con Egipto o con Jordania. No debería haber afluencia de trabajadores del Estado palestino al Estado de Israel, por la seguridad de ambos pueblos.

El swap territorial debería darse de tal modo que, sin intercambio poblacional, una amplia y perdurable mayoría judía esté garantizada dentro de todo el territorio del Estado de Israel.

No creo bajo ningún concepto que este blueprint traiga como consecuencia la paz, ya que la dirigencia palestina continuará intentado destruir el Estado de Israel, igual y con los mismos métodos que el muftí de Jerusalem desde 1947. Pero no necesariamente la acumulación de territorio garantiza una mejor defensa. Israel podrá defenderse mejor, militar y políticamente, si renuncia a partes del territorio a cambio de una mejor posición estratégica, nacional e internacional. No creo que pueda ser peor que la situación desde el 87 a la actualidad.

Fuente: Revista El Medio

Sangre del ISIS en Turquía: yihadistas decapitaron a dos periodistas críticos

Asesinaron en una ciudad al sur de Estambul a dos jóvenes que habían huido de Raqqa, capital de facto del ISIS en Siria, por sus críticas al grupo terrorista. “Les cortaron la cabeza en su casa”, dijo una ONG

Los periodistas sirios Ibrahim Abdelkader y Fares Hamadi, decapitados por ISIS en el sur de Turquía
Los periodistas sirios Ibrahim Abdelkader y Fares Hamadi, decapitados por ISIS en el sur de Turquía

El brazo del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) es cada vez más fuerte en Turquía, país que ha declarado abiertamente la guerra contra el yihadismo que controla amplias regiones al otro lado de su frontera con Siria.

Esta vez han perseguido en territorio turco a dos periodistas que habían huido de Raqqa por sus opiniones contrarias al grupo terrorista. De esta forma han dejado claro que no hay lugar seguro para opositores y desertores.

El asesinato ha llevado la marca de los yihadistas, para que no quedaran dudas de los autores.

“Encontraron decapitados esta mañana” al activista-periodista Ibrahim Abdelkader y a su amigo Fares Hamadi en el domicilio de este último en Sanliurfa, dijo Abu Mohamad, uno de los fundadores del grupo Raqqa es masacrada en silencio (Raqqa is Being Slaughtered Silently(RSS)), que registra los abusos en zonas controladas por el Estado Islámico en Siria.

Según Abu Mohammad, Abdelkader, de 28 años, era integrante del RSS y había escapado hacia Turquía hace poco más de un año.

Ya en el pasado, ISIS había asesinado a integrantes del grupo, pero ésta ha sido la primera vez que las muertes se producen fuera de Siria. RSS informó en Twitter la muerte de sus dos activistas.

La agencia de noticias turca Dohan confirmó luego que “dos periodistas sirios fueron decapitados” en Sanliurfa, y que siete sirios habían sido detenidos por la policía turca. Sanliurfa está a 55 kilómetros de la frontera de Turquía con la provincia de Raqqa en Siria.

Turquía siempre ha sido acusado por activistas de la oposición siria, combatientes kurdos, e incluso de sus aliados en Occidente de permitir el ingreso a su territorio de terroristas del Estado Islámico, a través de los 900 kilómetros de frontera que comparte con Siria.

Esta no ha sido, con todo, el primer ataque del ISIS en suelo turco. En julio pasado, unatentado suicida contra una marcha antigubernamental dejó 32 muertos. Si bien el Estado Islámico nunca se atribuyó la responsabilidad del ataque, el Ejecutivo turco no dudó en acusarlos.

Infobae