US.Navy F-18E Super Hornets supporting operations against ISIL

Por Max Boot

Puede que sea hora de cambiarle el nombre a la USAF (United States Air Force –Fuerza Aérea Estadounidense–) por el de IAF (Iranian Air Force –Fuerza Aérea Iraní–).

Al menos, es la única conclusión a la que puedo llegar tras leer las noticias de que Estados Unidos ahora está llevando a cabo bombardeos, además de vuelos de vigilancia, en apoyo de las fuerzas dirigidas por Irán que asedian Tikrit. La operación, lanzada prácticamente en su totalidad por milicias chiíes bajo el mando del general Qasem Suleimani, jefe de la Fuerza Quds iraní, comenzó el 2 de marzo. Los iraquíes estaban muy orgullosos de la ayuda que estaban recibiendo de Irán, incluidos tanques y cohetes.

Las fuerzas atacantes avanzaron pronto sobre la ciudad y prácticamente llegaron a declarar la victoria. Pero, como quedó claro después, fue de forma prematura. Casi un mes después, cientos de combatientes del Estado Islámico siguen atrincherados tras zonas de terreno repletas de artefactos explosivos improvisados y, al parecer, están causando gran número de bajas entre los atacantes.

No es que sea una sorpresa, dadas las dificultades que atravesaron las más capaces fuerzas estadounidenses en dos ofensivas sobre Faluya en 2004. El combate urbano resulta muy duro contra unos defensores fanáticos y atrincherados. Lo es especialmente cuando fuerzas sectarias chiíes atacan una población suní. Es difícil que los habitantes de la localidad vayan a recibir con los brazos abiertos a unas patrullas chiíes de limpieza étnica; no lo harán si saben lo que esas milicias han hecho en otras localidades suníes que han conquistado. Por ejemplo, Human Rights Watch publicó recientemente un informe sobre las consecuencias de la conquista de la ciudad de Amerli el pasado septiembre, cuando “las milicias saquearon las propiedades de civiles suníes que habían huido de los combates; quemaron sus casas y negocios, y destruyeron al menos dos pueblos enteros”.

Estados Unidos se ha desentendido de la ofensiva sobre Tikrit hasta hace poco; no ha criticado el ataque, pero tampoco lo ha apoyado de forma activa. Pero cuando la ofensiva se paralizó, los iraquíes clamaron por la ayuda estadounidense y la Administración Obama respondió.

Puedo simpatizar con el impulso por combatir el mal que representa el Estado Islámico. Pero no ganamos nada sustituyendo el control ejercido por la teocracia asesina del EI por el de lateocracia asesina de Irán. Es una verdad fundamental que esta Administración, deliberadamente, no quiere ver.

En enero de 2014, Michel Doran y yo avisamos de que Obama estaba actuando como si Irán fuera nuestro aliado y no nuestro enemigo. Los recientes acontecimientos en Tikrit, ay, no han hecho sino confirmar la validez de nuestro análisis. Mientras Obama parece empeñado en tratar a Netanyahu como si fuera nuestro enemigo, lanza todo tipo de señales de que está tratando al ayatolá Jamenei como a nuestro amigo; llega incluso a ignorar o tratar de explicar las tradicionales proclamas de “Muerte a América” del líder supremo. Y ahora, algo que creí que nunca llegaría a ver, Estados Unidos envía a nuestros pilotos, con nuestros aviones, a lanzar bombas en apoyo de unas milicias chiíes que no hace tanto estaban matando a nuestras tropas en Irak.

La Casa Blanca puede creer que con esto demostrará a los iraquíes que necesitan la ayuda estadounidense y que los iraníes no pueden cumplir; pero es difícil que peones de la República Islámica, como la Organización Badr y Asaib ahl al Haq, vayan a volverse contra sus amos por mucho apoyo que brinde Estados Unidos. Creerán simplemente que los norteamericanos son tontos útiles, y tendrán razón.

¿Puede esto ser un aliciente para que los iraníes firmen sobre la línea de puntos en Ginebra antes de la fecha límite para el fin de las conversaciones? ¿Es una señal de cuánto estamos dispuestos a hacer para ayudar a que los iraníes se hagan con el poder en la región a cambio de un limitado control sobre su programa nuclear? Como si con eso Teherán fuera a renunciar a su sueño, largo tiempo acariciado, de convertirse en potencia nuclear.

Sea cual sea la lógica que ha guiado estas acciones, es una política lamentablemente orientada, incluso perversa, que reforzará a Irán y a los yihadistas suníes del Estado Islámico, los cuales serán considerados cada vez más como los únicos defensores de los suníes frente a los ataques chiíes.

Fuente: elmedio

El Comandante Basij Mohammad Reza Naqdi también amenaza a los saudíes, diciendo que su destino será como el de Saddam Hussein

POR: LAZAR BERMAN 
Mohammad Reza Naqdi, commander of Iran's Basij force (screen capture: YouTube/PresTVGlobalNews)
El comandante de la milicia Basij de la Guardia Revolucionaria de Irán, dijo que “borrar a Israel del mapa” es “innegociable”, según un informe de Radio Israel el martes.

El Jefe de la milicia, Mohammad Reza Naqdi también amenazó a Arabia Saudita, diciendo que la ofensiva que lidera en Yemen “tendrá un destino como el de Saddam Hussein.”
Los comentarios de Naqdi se hicieron públicos mientras Irán y seis potencias mundiales se preparaban el martes para emitir una declaración general en donde acordaron continuar las negociaciones nucleares en una nueva etapa dirigida para alcanzar un acuerdo integral antes de finales de junio.

En 2014, Naqdi dijo que Irán estaba intensificando los esfuerzos para armar a los palestinos de Cisjordania para la batalla contra Israel, añadiendo que el movimiento llevaría a la aniquilación de Israel, informó la agencia de noticias iraní Fars.

“Hemos comenzado a Armar a Cisjordania y estas armas serán suministradas a la gente de esta región”, dijo Naqdi.

“Los sionistas deberían saber que la próxima guerra no se limita a las fronteras actuales y los muyahidín atacarán de nuevo”, agregó. Naqdi afirmó que gran parte del arsenal de Hamas, la capacitación técnica y conocimientos en el conflicto del verano con Israel fue suministrado por Irán.

El Basij es una fuerza de voluntarios religiosos establecida en 1979 por los líderes revolucionarios del país, y ha servido como una policía moral y para reprimir la disidencia.

En enero, un proyecto de ley que daría mayores poderes a la milicia Basij para hacer cumplir la ley obligatoria para las mujeres de llevar el velo, fue declarada inconstitucional.

La fuerza tiene maniobras anuales, a veces con unidades regulares en Irán.

Jonathan Beck y AFP contribuyeron a este informe.

Fuente: The Times of Israel

En medio de las negociaciones en la ciudad suiza de Lausana sobre el programa nuclear iraní, el primer ministro de Israel advirtió que las “concesiones hechas a Irán” representan un peligro para la paz mundial

Crédito: Reuters

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu instó a la comunidad internacional a “insistir en obtener un mejor acuerdo” con Irán sobre su programa nuclear, después de una semana de negociaciones en Lausana (Suiza), entre representantes del gobierno persa y el G5+1.

“Ahora es cuando la comunidad internacional debe insistir en obtener un mejor acuerdo”, declaró el mandatario israelí, advirtiendo que las “concesiones hechas a Irán” podrían desembocar en “un mal acuerdo que pondría en peligro a Israel, Oriente Medio y la paz en el mundo”.

Para Netanyahu, un mejor acuerdo sería “una reducción significativa en la infraestructura nuclear de Irán” y vincular el levantamiento de las sanciones a “un cambio en el comportamiento de Irán”.

El primer ministro de Israel ha sido muy crítico con el inminente acuerdo que permitiría que el régimen clerical siguiese enriqueciendo uranio.

Los países que conforman el G5+1 (Estados Unidos, Gran Bretaña, Rusia, China, Francia, más Alemania) negocian con Irán desde hace días en Lausana para tratar de llegar a un acuerdo de principio sobre el programa nuclear iraní.

Fuente: Infobae

Los secuaces de Abu Bakar al Baghdadi atacaron este miércoles Yarmuk, apenas seis kilómetros al sur de la capital de Siria. “Se apoderaron de la mayor parte, pero continúan los combates”, afirman testigos

Crédito: Reuters

Los yihadistas del grupo Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés) se apoderaron este miércoles de la mayor parte del campamento palestino de Yarmuk, en el sur de Damasco, afirmó a la AFP Anuar Abdel Hadi, director de asuntos políticos de la OLP en Siria.

“Los combatientes del ISIS asaltaron esta mañana el campamento de Yarmuk y se apoderaron de la mayor parte de él“, dijo. Añadió que “continúan” los combates.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), organización británica con sede en Londres, afirmó también que ISIS está en control de “una gran parte del campo” después de derrotar a grupos palestinos que también se oponen al régimen de Bashar Al Assad.

Apenas seis kilómetros, un viaje de 15 minutos en automóvil, separan a ISIS de Damasco

Yarmuk fue alguna vez una floreciente vecindad de 160 mil personas, entre palestinos refugiados y sirios, pero ha quedado atrapada en medio de la guerra civil y fue sitiada por fuerzas del régimen durante más de un año.

Apenas quedan unos 18 mil habitantes, según estimaciones, mientras que el resto ha huido para evitar la hambruna y la amenaza permanente de las bombas de un bando o el otro.

YARMUK ERA UNA COMUNIDAD DE 160 MIL HABITANTES, PERO APENAS QUEDAN 18.000

Los rebeldes sirios abandonaron el lugar en febrero de 2014, tras llegar a un acuerdo que dejaba el campamento en manos de fuerzas palestinas anti-Al Assad. El sitio continuó y provocó falta de alimentos, agua y remedios.

Con este ataque, ISIS demuestra que entre sus objetivos no solamente están las fuerzas del dictador Bashar Al Assad, sino que toda milicia que no le rinda pleitesía a su califa, Abu Bakar Al Baghdadi,, está entre sus enemigos.

Fuente: Infobae

¿Acasó las mujeres musulmanas vestidas con burkas no usan ropa interior?
Al parecer no. Una mujer musulmana vestida con burka negra, hace su deposición mientras está de pie cerca de un vestíbulo del ascensor público. 

Eche un vistazo a la reacción de los transeúntes al ver la enorme plasta de materias fecales en el suelo. Me han dicho que esto tuvo lugar en un hospital en Turquía.

h / t  TROP

El control del Estrecho de Bab el-Mandeb en el Mar Rojo, pasó este Martes, 31 de marzo a manos de las fuerzas yemeníes pro-iraníes, cuando la Brigada 117a del ejército yemení leal al ex presidente de Yemen, Ali Saleh, entregó las posiciones que custodiaban por vía acuática a dos batallones del mando Houthi entrenados por la Guardia Revolucionaria iraní . Esto es revelado por fuentes militares y de inteligencia de Debkafile.

En otro orden de cosas esto implica que los tentáculos de Irán se extienden.

Fuentes militares de Debkafile revelan que un avión no identificado bombardeó Burak, una pequeña base militar en la provincia de Fezzan al suroeste de Libia, que sirve a Irán como un almacén de tránsito para armas compradas en Sudán para el Hamas palestino .

Las armas, que recientemente llegaron a la base de Libia a través de Chad, fueron destruidas. Estas armas estaban programadas para ser contrabandeadas a través de Egipto y el Sinaí hacia Gaza. Fuentes militares occidentales atribuyeron la responsabilidad del bombardeo a las fuerzas aéreas egipcias o israelíes. Tanto Israel y Egipto se han negado a comentar sobre el reporte.

Para fortalecer el agarre de Irán en la llave de la puerta de enlace del Mar Rojo, el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, ha ordenado a dos grupos de tareas navales, navegar hasta el Mar Rojo. Esto con el fin de defenderse de una ofensiva de Arabia y Egipto que buscan desalojar a los batallones Houthi que ahora sostienen un punto que une el Mar Rojo, el Océano Índico y el Golfo Pérsico.
Los grupos de tareas navales están siendo enviados para dibujar un escudo por mar alrededor de las fuerzas Houthi, para defenderlos contra los ataques saudíes y egipcios. Esta maniobra fue orquestada por el jefe de las Brigadas Al Qods, el general Qassem Soleimani.
Nuestras fuentes informan de que el grupo de trabajo 33a emprendió su misión este martes por la noche desde el puerto del Golfo de Bandar Abbas.

Fuente: Debkafile

Barack Obama y Hasán Ruhaní.

Por Jonathan S. Tobin

La desesperación de la Administración Obama por llegar a un acuerdo con Teherán es obvia. La razón por la que los iraníes han mantenido su posición en los últimos puntos de fricción es que el presidente Obama se retira de la suya en cuanto se le presiona un poco, lo que les lleva a pensar que pueden arrancarle alguna concesión más antes de que concluyan las negociaciones. Ahora bien, de acuerdo con Politico, tienen otro motivo para esperar que Occidente ceda una vez más. Ya no es que puedan sacar provecho del afán de Obama y del secretario de Estado, John Kerry, por llegar a un acuerdo; es que tienen la capacidad de amenazar con sembrar el caos por todo Oriente Medio si no consiguen lo que se proponen. Las hipotéticas amenazas iraníes contra el personal estadounidense en Irak podrían estar convirtiendo las conversaciones nucleares en una negociación con rehenes.

Como han dejado claro las fuentes de Politico en la Administración, los norteamericanos están preocupados por que una ruptura de las negociaciones pueda dar lugar a ataques contra los americanos en Irak por parte de las milicias chiíes o de otros grupos ligados a Irán. Teherán se ha convertido en un aliado de facto de Estados Unidos en la batalla contra el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL). Y no es que sea ya de por sí problemático confiar en un Estado islamista que financia el terrorismo para combatir a terroristas islamistas; es que esto deja a los 3.000 consejeros e instructores enviados a Irak para adiestrar a las fuerzas que combaten al EIIL a merced de la venganza de Teherán si el presidente no hace lo que los iraníes quieren en las negociaciones nucleares.

La razón por la que el presidente Obama ha dado a Irán pocos motivos para la preocupación en lo relacionado con su voluntad de presionar en la negociación nuclear descansa en su frágil estilo de negociación, pero también tiene que ver con sus propios objetivos. Aunque haya reiterado que nunca permitiría que Irán se hiciera con un arma nuclear, ha demostrado que está tanto o más interesado en la distensión con el régimen islamista. Pero mientras Obama concibe esto como una forma de que Irán se entienda con el resto mundo, los iraníes tienen otras intenciones: saludan los esfuerzos del presidente por dar con una excusa para acabar con su aislamiento económico y diplomático, pero tienen la intención de servirse de ello como cobertura para su propio objetivo de alcanzar la primacía regional.

Con sus aliados ganando la guerra civil de Siria y manteniendo a Bashar Asad en el poder, Teherán observa la lucha en Irak como una forma de consolidar su influencia sobre un Gobierno de Bagdad que no va a poder seguir contando con las fuerzas de Estados Unidos. Con los iraníes dirigiendo las operaciones contra el EIIL en Tikrit y en algunos otros lugares del país, se ha fraguado unaalianza tácita de Teherán con Washington. A pesar de que esto ayude en la lucha contra el EIIL, también pone a Irán en disposición de vengarse de Estados Unidos en caso de que la Administración Obama le dé la espalda en las conversaciones nucleares.

Washington podría argüir que la implicación de Irán en Irak y Siria da a la República Islámica un incentivo para implicarse en las conversaciones nucleares, ya que tiene mucho que perder si Occidente intentara derrocar a Asad o expulsarla de Irak. Pero los hechos sobre el terreno van en otra dirección. Es la Administración Obama la que necesita a Irán, o eso piensa. Irán se ha convertido en indispensable para la lucha contra el EIIL y ha generado una situación en la que Estados Unidos puede pensar que no tiene más opción que andarse con cuidado allá donde los intereses de Teherán estén en peligro. No es tanto una consecuencia no deseada del lógico juego diplomático como de hacer tratos con terroristas y con los Estados que los patrocinan.

Al abandonar Irak tras el surge, que hizo posible una victoria que tanto costó conseguir, el presidente Obama provocó una serie de acontecimientos que dieron lugar al auge del EIIL y a la alianza non sancta con Irán. También se ha creado una situación en la que los norteamericanos y sus intereses regionales son rehenes susceptibles de ser amenazados por Irán. Dado el afán del presidente por ser desplumado por los ayatolás en las negociaciones nucleares, puede que no sea necesario. Pero si el régimen islamista hubiera estado alguna vez preocupado por el significado de lo que dice el presidente Obama a propósito de no firmar un mal acuerdo nuclear, su potencial para desatar el caos en Irak hace poco probable que Estados Unidos nos sorprenda y se plante en lo relacionado con las ambiciones nucleares de Teherán.

Fuente: elmedio